Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Vuelta a las andadas


Pues sí, señores. En este norte imaginario el verano (igual de imaginario) se desploma de la noche a la mañana. Se acaba el espejismo. Regresa el verde oscuro y el gris como únicas tonalidades en la paleta del pintor que nos tocó en suerte. Regresa esa humedad que nunca nos abandonó del todo. Regresa ese silencio de oídos taponados, aderezado solamente por las gotas de lluvia al caer. Esa eterna sinfonía.
Se fueron los turistas.
Y las moscas andan ya con muy mala salud.  

No hay comentarios: