Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

domingo, 8 de marzo de 2015

Una ventana

Sucedieron varias cosas este fin de semana: 
-Trasnochamos el viernes hasta la madrugada del sábado buscando en una camilla frente a nosotros las inexplicables razones de un "globo" inexplicable.
-Comprobamos los estragos del invierno en las casas derrotadas de un pueblo al que casi no se le escuchan ya sus últimos estertores.
-Nos asomamos a una pequeña ventana imaginaria desde la que, si lo deseas, se ve la primavera.
-Un gaitero sin saludos esparce música por la aldea  y un inglés del otro lado del océano regresa como un pájaro detrás de la tormenta.
-Y hablando de pájaros. Veo a un camachuelo a la orilla de la carretera mientras vuelvo de León, y un reyezuelo posa para nosotros bajo la Collada.
-También con ésta le hago mil entradas a esta nube. Y digo yo, que habrá que seguir. 

No hay comentarios: