Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 1 de mayo de 2015

Mondo Vertiginoso


A diferencia de González y Guerra, Iglesias y Monedero ni siquiera han necesitado probar el dulce sabor del poder para instalarse en las agrias estancias de la divergencia. 
Lo que hay que ver.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Antes: Estos son como el PSOE de González y Guerra. Puro ansia de poder. Prometer hasta meter y, una vez metido, olvidar lo prometido.
Ahora: ¿Lo ves?, ya lo decía yo, como González y Guerra.

En fin...

Abrazos del otro lado.
H.

MCH dijo...

Ay, compañero, qué tiempos aquellos en los que había muchas más cosas que te movían a los comentarios, más allá de algunas minucias relacionadas con los verbos. Un abrazo desde este lado, recién llegado de la Terra Alta.