Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

jueves, 12 de junio de 2014

Feria de libros

En Madrid me acerco a la Feria del Libro que, como siempre, me provoca muchas expectativas para luego dejarme caer en una saturación imposible muy próxima a la sobredosis. Opto por buscar algún título en casetas escogidas y no dejarme llevar por oferta tan profusa.
Una librera me regala la visión fugaz de un pecho más allá del escote de su blusa cuando se agacha en busca de algún libro de Osvaldo Soriano. Difícil propuesta en un mundo de novedades que enseguida se hacen viejas. Pero olé por el argentino.
Innumerables filas de escolares a la caza de propaganda y marcalibros multicolores.
Los adolescentes se entretienen en los bancos del parque en bandadas solitarias con sus consabidos móviles. Qué pena estar tan juntos para estar tan solos.    

No hay comentarios: