Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 8 de enero de 2016

Librería 66

    Bogotá-Colombia                                                                                 Fotografía: Paco Gómez Nadal

Si los libros surcaran la mar irían enrolados en la Bounty o La Hispaniola,
se disfrazarían de contramaestre o de bitácora
y allá en lo alto gritarían con todas las letras que "por allí resopla",
solamente por el gusto de saludar el rumbo libre de la ballena blanca.
Si los libros surcaran la mar no tendrían patria ni entenderían de fronteras. 
Y la proa no sería más que un capricho de la rosa de los vientos.

No hay comentarios: