Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 22 de enero de 2016

Los pasos perdidos

    Picos de Europa 1980

Hay veces que las fotografías tocan fibras sensibles en las que se resguarda la memoria. 
Hoy he visto, después de mucho tiempo, la imagen de un lugar en el que fui feliz y, como unas cosas llevan a otras, en cuanto he llegado a casa me he puesto a localizar fotografías de entonces.
En ésta se puede interpretar que son las primeras horas de la mañana. Esta gente parece haber pernoctado en la cabaña y se dispone a emprender la marcha. Uno de ellos ya tiene colocada su mochila a la espalda y la instantánea ha congelado el gesto de acomodarse una cámara de fotos al cuello (desde entonces hasta ahora esa acción la repetirá en muchísimas ocasiones). Observo también un piolet clavado en tierra junto a otra mochila que alguien recogerá en breve. Quizá el chaval que se encuentra a la derecha. Por el momento contempla tranquilo los preparativos de los demás.
Mientras tanto, a la izquierda, sentado en el escaño de la puerta, el muchacho que tal vez fui yo se calza unas viejas botas. Con ellas hará el resto del camino.
Hasta hoy.   
  

No hay comentarios: