Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

jueves, 14 de abril de 2016

14 de abril




Todos los años celebramos lo que pudo ser, o lo que quisimos ser. Y siento que eso es como golpear en el yunque de nuestros deseos. Habitualmente no se cumplen, pero a veces saltan chispas que van encendiendo las hogueras del camino.
En realidad es una entelequia en un mundo en el que, desde el oeste nos llegan barquitos de papel hechos en Panamá, y desde el este filas de hombres hormiga huyendo del dolor y la desesperación. Y, ya ven, no sabemos qué hacer ni con los papeles ni con las hormigas.

No hay comentarios: