Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 24 de junio de 2016

Veinte presas hemos hecho a despecho del inglés

Los hijos de la Gran Bretaña queman los barcos y se quedan a vivir en su islote mental.
Al naufragio no se llevan ningún libro. Les basta con su atávico complejo de superioridad y con un primer ministro al que se le ha quedado cara de pasmo y la arandela de una granada de fragmentación enganchada en el dedo. Ya lo decían en mi pueblo: no se puede jugar con las cosas de comer.
Mientras tanto en España el ministro de exteriores en funciones saca conclusiones del brexit (aún no sé si se le chamuscarán las manos o si en realidad le huelen a sardina): Esto es culpa de los radicales. Radicales en Austria, radicales en Italia, radicales en España. Muchos radicales. Muuuuchos populistas, dice un ministro del partido popular (¡qué sarcasmo!) que aún no se ha dado cuenta de que las desafecciones con Europa de la gente de derechas se producen por racismo y prepotencia, mientras que las de la izquierda son mayormente por desesperación.  
Y la arandela sigue girando.

2 comentarios:

BRUNO dijo...

http://www.infolibre.es/noticias/26_j/apuntes_campana/2016/06/25/no_basta_con_rajoyexit_51700_1941.html

MCH dijo...

Veo que conseguiste entrar.