Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 17 de septiembre de 2010

Unanimidades

Es curioso cómo los dirigentes de los países de esta Europa tan aficionada al autobombo alcanzan una vergonzosa unanimidad siempre, siempre, cuando se trata de atentar contra las minorías, como en el caso de los gitanos deportados (como si no fueran ciudadanos de pleno derecho), o defenderse de los inmigrantes, o proclamar la necesidad de reformas laborales que malogren los derechos de los trabajadores.
Luego se sorprenden cuando de vez en cuando les falla algún referéndum. Claro que, como los tahúres que son, reparten cartas tantas veces como sea necesario hasta que les sale bien la jugada.
Peste de gente.

No hay comentarios: