Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

jueves, 2 de febrero de 2012

Nieve

En plena siberiada llegan a mi ventana vientos y nubes de nieve que, partiendo de las tundras abisales, pasaron por Cracovia antes de llegar aquí.
Un frío de Szimborska me sonríe.


ALABANZA DE LOS SUEÑOS


En sueños
pinto como Vermeer van Delft.

Hablo griego con fluidez
y no sólo con los vivos.

Conduzco un coche
que me obedece.

Poseo talento
y escribo grandes poemas.

Oigo voces
no peor que los venerables santos.

Mis dotes pianísticas
os dejarían boquiabiertos.

Revoloteo como es debido,
es decir, por propio impulso.

Me precipito desde el tejado
y sé caer, suave en el verdor.

No tengo problemas
para respirar bajo el agua.

No puedo quejarme:
he descubierto la Atlántida.

Por suerte sé despertar siempre
antes de morir.

En cuanto una guerra estalla
me vuelvo del otro lado.

Soy hija de mi época
pero no por obligación.

Hace un par de años
vi dos soles.

Y anteayer, un pingüino.
Con meridiana claridad.


Wislawa Szymborska

No hay comentarios: