Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

domingo, 14 de abril de 2013

Viva la República



Somos conscientes de que ella en sí misma no cambia mucho las cosas. 
Sobre todo si los demás no las hacemos cambiar.
Sabemos que los sinvergüenzas podrían instalarse ahí también muy quietos y sin hacer mucho ruido hasta que llegara su ocasión.
Ya ha pasado otras veces.
Creemos que no hay que creer mucho en Avalón, ni en los paraísos subliminales.
Pero estamos hasta las narices de todo lo real.
Y sabemos que lo imaginario les jode una barbaridad.  

No hay comentarios: