Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

martes, 17 de mayo de 2016

Vecinos




Habían desaparecido a medida que el pueblo se transformaba en un vulgar dormitorio. Ahora, cuando salimos de casa o por las tardes cuando estamos en la huerta se ven de nuevo a nuestro alrededor. Vacas, ovejas, caballos, gallinas que ocupan el sitio. El lugar que una vez les arrebataron las grúas y los volquetes.  

No hay comentarios: