Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

miércoles, 9 de junio de 2010

Altas Miras

En condiciones normales esta gente que gobierna en Cantabria debería hacer algo de caso a los expertos que se muestran contrarios a la apertura de la cueva de Altamira. Sin embargo estos regionalistas de pro, cántabros hasta la médula, publicistas de la anchoa y el sobao, con Revilla y Marcano a la cabeza, se pasan por el forro todo aquello que no tenga que ver con sus altas miras.
Me pregunto cuál sería la justificación (porque la habría) de estos amantes de la patria chica si en el futuro una decisión como la que van a tomar afectara irremediablemente, tal como asegura la comisión científica, a las pinturas rupestres que con tanto interés (desconozco si simple o compuesto) desean mostrar estos otros expertos en el terruño cavernícola y las ferias de ganado.
No estaría de más que explicaran qué inconveniente le ven a la tan publicitada en su momento, y ahora defenestrada réplica.
Y abundando en la cuestión tampoco sobraría que se dieran una vuelta, aunque fuera a costa de las arcas públicas, por la tan famosa cueva de Lascaux, en el país vecino, a ver si algún paisano de la zona les lleva a la original en lugar de mostrarles la notable reproducción que enseñan orgullosamente a turistas y curiosos. Pero claro, aquí es que no somos como los franceses, aquí hijosdalgo hasta la muerte, vamos, de la pata del Cid. Perdón, de la de Corocotta.
Y es que estas cosas pasan, desgraciadamente, cuando los que tienen el poder de decidir miran el mundo desde debajo de la banqueta y lo único que ven es una billetera volando. La caverna de Platón, mismamente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues por mi parte pienso, bloguero, que es de agradecer la valentía que ha mostrado el patronato cavernícola a la hora de tomar semejante decisión. La valentía, digo, de todos ellos, que se han prestado a ser fotografiados en el momento en el que firman su reapertura, porque así sabremos a donde habrá que dirigirse cuando, antorchas en mano, el vulgo decida vengar la desaparición de unas pinturas que llevan allá 20000 años. Porque, creo yo, tamaña responsabilidad sólo será cobrada a fuego de hoguera. Creo yo, digo, imagino que:
Visitará el pueblo incontenible a González-Sinde, y la encontrará en la puerta de un cine de autor, en la premier de Mentiras y Gordas II (juro que pensé que el que la ministra fuera guionista de semejante filme era invención de algún talibán de intereconomía o del ínclito Jiménez Losantos).
Visitará a Revilla en la puerta de cualquier bar, haciendo lo que mejor hace, mejor incluso que la ministra: contar películas.
Visitará a Marcano en un paraíso fiscal o en un capítulo de los Soprano.
Visitará incluso a San Botín, que se me escapa que intención puede tener en esto, más allá que realizar el próximo consejo de su banco en la capilla paléo-sixtina, o festejar, chicas de paddock incluidas, el próximo triunfo de Fernando Alonso. Quizá, pienso incluso, pretenderá que las pinturas sobrevivan hasta el 2016 y sean un añadido a la candidatura a la capitalidad cultural de su cortijo.
Visitará espero, bloguero, a todos ellos, y los convertirá en ceniza metafórica, por todos nosotros y por generaciones futuras a las que harán estudiar en los libros de historia que la más importante expresión de pintura paleolítica se encuentra en una neocueva de Santillana del mar, Cantabria.

O no, o quizá ellos hagan lo que les convenga y cuando todo sea un desastre nos convencerán de que, gracias a dios, abrieron las cuevas a la visita pública justo antes de que desaparecieran, y habrá incluso, quien les esté agradecido.
Y nadie tomará represalias. Como hasta ahora...

Anónimo dijo...

Creo que la idea se la ha dado a Revilluca un turista americano al parecer cercano al círculo de San Barak Obama, que según este señor sueña con conocer la cueva "original" y claro, es una oportunidad para las fábricas de anchoas de Santoña abrir mercado en los Estados Unidos si viene el premio Nóbel de la paz y nuestro presi le espera con latas y sobaos debajo del brazo...

Bertobgood dijo...

Que poco audaces sois, propongo que el AVE pase por Santillana, por lo de aprovechar las sinergias. Eso nos hará prosperar. Y para que las pinturas no sufran, una capa de barniz, como se ha hecho toda la vida. Si ponemos pegas a todo no avanzamos.