Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

miércoles, 16 de junio de 2010

Obiang

Leo en el periódico que Teodoro Obiang, a la sazón presidente y dictador del Guinea Ecuatorial, decidió en su momento donar tres millones de dólares anuales para crear un premio científico a la sombra de la Unesco y a mayor gloria de su persona. No quiero entrar en muchos detalles pero parece ser que la presión internacional está haciendo que el organismo de las Naciones Unidas recule, más que nada para que no se asocien nombres (por aquello de los árboles a los que te arrimas, no vaya a ser que una rama se te meta en el ojo).
Lo que me molesta particularmente es, por un lado, el guante de seda que la Unesco parece que quiere emplear para no “humillar en exceso” a este criminal (¡cuánta diplomacia para algunos!), y por otro, y más doloroso, el pensar en la cantidad de alimentos y artículos de primera necesidad que se pueden adquirir con tal desatino para, de tal modo, aliviar un poco las penurias de la depauperada población de ese país africano.
¡Cuánta hipocresía y cuánto robaperas, joder!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La descolonización de África ha sido un éxito. Las potencias coloniales y China saquean el continente con una facilidad que dejaría pasmado al rey Leopoldo II de Bélgica, famoso por disponer del antiguo Congo Belga como propietario único, causando unos 10 millones de muertos en la población. Sus "safaris" diezmarón la población de elefantes. Ahora Guinea, Congo, Nigeria, Sierra Leona y cada nación que tenga algo de interés en su suelo viven objetivamente peor que en los años 60 del siglo XX, cuando empezó el proceso descolonizador.Eso si, con apoyo de la ONU, de la UNESCO y farsantes ánonimos conocidos por todos.La palabra descolonizar tendría que ser redefinida.

MCH dijo...

Uno de los retos a los que nos debemos enfrentar en nuestra vida cotidiana actualmente es el de proteger y/o redefinir muchas de las palabras de nuestro acervo que están siendo no sólo colonizadas sino desprovistas de su auténtico significado por parte de los mismos que directa o indirectamente ayudan a mantener a Africa y a otros lugares en la situación de declive que señalas. Ahí tienes la palabra "libertad" por ejemplo, o "popular" (asociada a un partido político de derechas), etc.

Bertobgood dijo...

La perversión no para en la manipulación semántica, ver a la MD. Gospedal elegantemente ataviada con kufiya y declarándose defensora de los trabajadores me deja estupefacto. ¿Irá el PPOE en linea socialdemócrata o abrazará el marxismo?