Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

jueves, 15 de diciembre de 2011

9 años en Irak

Las tropas de Estados Unidos se marchan de Irak sin haber encontrado ni una sola de las armas de destrucción masiva de las que hablaban.
Salvo que busquen en sus propios arsenales.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué pasará ahora?.¿Cómo quedará reflejado en la Historia ?, todo nos llega tan maquillado , tan adaptado, ¿se sabrá la verdad algún día?,es penoso ver todo arrasado, la cuna de la civilización, ¿para qué?, ¿por qué ?,¿el resto siendo complices ?,no aprendemos, no escarmentamos
Raquel

Sibreve dijo...

Han dado claras muestras, desde luego, de que la destrucción masiva se puede hacer sin armas químicas ni nucleares.
Pero que le vamos a hacer, no hay patio de colegio que no tenga un matón de tres al cuarto, por lo menos, y un lameculos de bigote que le baile el agua.

El tebib Durruti dijo...

Lo de la ausencia de armas de destrucción masiva ya lo sabiamos hace tiempo.Lo que me ha llamado la atención en este final (relativo, quedan marines) de guerra son las cifras. 4500 soldados americanos muertos(se puede aceptar, sino contamos como soldados regulares a los mercenarios y contratistas). Y dicen que algo más de 100000 (cien mil) iraquíes.No sé si se refieren a tropas regulares, pero el número de bajas desde el inicio del segundo conflicto está más cerca del medio millón incluyendo civiles. Nunca se sabrá.Posiblemente más.Tras haber metido por el culo a los residentes el concepto de democracia afirman además que es Iraq ahora un pais estable y democrático.

MCH dijo...

Hace un rato he escuchado en la radio que ya se ha completado la salida de los soldados yankies del territorio irakí. Supongo que se quedarán los técnicos y los "tratantes" del petroleo, que son al fin y al cabo a los que daban cobertura los centuriones.
Después de los muertos a la población le ha quedado muy claro el concepto de democracia exportado por Bush, Cheney y Condoleeza. Y ahí están ellos, además del inglés y el del bigote, forrados y apacentando vacas gordas.