Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

sábado, 6 de septiembre de 2014

No Name City

-Debería usted leer la Biblia, Señor Rumson.
-He leído la Biblia, señora.
-¿Y no le animó a dejar la bebida, Señor Rumson?
- Pues no, señora. Pero frenó mi interés por la lectura.

De La leyenda de la Ciudad sin Nombre.


No hay comentarios: