Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 21 de noviembre de 2014

Inventario de Pertenencias (Bienes Inmateriales y Objetos Ausentes)

    Terminal de Buses de Las Grutas en la Patagonia Argentina.

Esta fotografía es la última en la que mi mochila se retrató conmigo. Luego cada uno emprendimos caminos divergentes. Y aunque no se trate de nostalgia específicamente algo sí que la echo de menos.
Menos mal que los cacos esta vez no se llevaron las nubes de mi boca.
Ni las gotas de rocío recaudadas en San Cristóbal.
Ni el grano de arena de la orilla del Río Niger.
Ni la música que los fieles cantaban en el monasterio de Sanahin.
Ni una sola de las mañanas pasadas en el campament de La Liberté.
Ni los gigantes que se quedaron en mis ojos al fondo de la playa de Na-Trang.
Ni la carrera nocturna del lobo de los Andes.
Ni la sombra del Cotopaxi.
Ni el horroroso crujido del hielo en el Mar de Barents.
Ni siquiera el más hermoso de los hermosos baobabs.
Ni el cielo de Patagonia sobre mi cabeza
Ni la enigmática mirada de las ballenas...
  

No hay comentarios: