Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

miércoles, 28 de enero de 2015

El lodazal

Yo no digo que Monedero o Errejón o, hasta si me apuran, Tania Sánchez, sean hermanitas de la caridad, por utilizar un símil tirando a contrapuesto. Y no lo digo porque no soy quien y supongo que me faltan datos, pero observo que en los últimos tiempos, de pronto, alguien está escarbando en el lodazal con mucha prisa y sin ninguna pausa.
Me figuro que ese, o esos, alguien está sacando barro de un lado, el izquierdo, para hacer en el otro una montañita que oculte toda suerte de miserias que van adornando desde hace mucho el miserable panorama.
O quizá lo que ocurre es que, ese alguien, anda allanando el terreno para que todo sea lo mismo, a izquierdas y derechas, en un patio castizo (por lo de la casta) lleno de mierda y fango. Así todos iguales y que en las elecciones San Pedro se la bendiga a los de siempre, como no.
Si los excavadores fueron capaces de trocar, no hace tanto, en piezas cinegéticas a un ministro de justicia y a un superjuez, aguerridos cazadores los dos, que se vaya preparando en este 2015 la muchachada izquierdosa, que de caza más bien "na".    

No hay comentarios: