Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

sábado, 10 de septiembre de 2011

Cosas que alguna vez le han pasado también al que suscribe



ÉXITO DE UN POEMA



Escribiste un poema a fin de cautivar
a una muchacha y el resultado fue
que la muchacha se enamoró perdidamente
del mensajero que le entregó el poema.


José Agustín Goytisolo

2 comentarios:

josé maría dijo...

Yo escribí una carta de amor para que un compañero borricote de COU enamorase a su chica de rubios rizos. Un día le dijo que no había sido el autor. Se empeñó en conocerme.

MCH dijo...

Va a ser el efecto Cyrano de Bergerac. Lo de escribir poemas tiene demasiado prestigio en lo tocante al amor, pero más bien resultados prácticos bastante nimios.
A mi me ocurrió una vez lo que cuenta Goytisolo y llegué a la conclusión de que no vale la pena contar poemas por ex-amigos.