Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

lunes, 5 de septiembre de 2011

Vernácula

En un verano casi inexistente por estos andurriales norteños, y al que, para más desgracia, le va quedando poco recorrido, dedicamos el fin de semana a los deportes vernáculos. Es decir, el buen yantar, las cervecitas de terraza, la animada conversación y, de propina, un ratito del muy cántabro deporte del bolo palma.
Los de aquí demostramos que nos sabemos la letra pero no la música y que la teoría se nos da muy bien, pero otro cantar es levantar la bolita y dirigirla al cajón correctamente.
Han de venir foráneos comediantes mesetarios a decirnos cómo se tira, cómo se birla y el secreto para no dejar las bolas morras.

2 comentarios:

Pluffff dijo...

Pues a los resignados bolos plantados en la caja y al emboque desafiante (¿o será envoque?) les lanzamos tiros y birles con pesadas bolas de madera que de cuando en cuando quedaban acá del fleje siendo invalidadas por morras. . .también hicimos, sin saberlo, caballos, estacazos, calderas y bolas blancas, que es lo que tiene el osado desconocimiento. . .hubo quien en un alarde de virtuosismo derribo la (¿o será el?) panoja en solitario, obteniendo 2 puntos 2. . .en fin, una vez emulado, sin éxito pero con contento, al gran Tete Rodriguez nos disponemos a practicar-ensayar-ejercitar el “salto pasiego”. . .buscando estamos, en este erial que es Madrid, un avellano que nos asista con un palancu y lograr, así, sortear los obstáculos (pilonas, pivotes, bolardos, hitos, balizas, buzones, bancos. . .y ya) que dificulten nuestro paso por los vericuetos urbanos. . .vaya practicando Comediante (y también su Sol) que en “na”, brincando nos vemos.

MCH dijo...

Compruebo complacido que nos vamos esforzando en la cuestión teórica. En este sentido ya sólo falta compartir asiento con el gran Revilla en la bolera del Verdoso para ver a los grandes campeones del ramo. En cuanto a lo del salto pasiego, enseguida te pongo en concomitancia con algún colega del valle para que te vaya poniendo al día.
Luego nos quedará el Angliru, que para eso somos recientes y meritorios ganadores de la Vuelta.
Un abrazo, compañero.