Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

jueves, 29 de septiembre de 2011

Garabatos










Recupero con cierto estupor uno de los primeros cuadernos de viaje en los que, de forma sumamente rudimentaria, comencé a añadir algunos dibujos a los habitualmente inacabados textos viajeros.

La verdad es que poco a poco el tiempo dedicado a dibujar ha ido ganando espacio a la escritura; lo cual tampoco es un gran mérito ya que también dibujo menos de lo que quisiera.

Es el largo abrazo de la pereza.

1 comentario:

josé maría dijo...

Se disfruta mucho más dibujando que perreando. Te lo dice un viejo perro.