Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

domingo, 25 de septiembre de 2011

Cabaña Verónica


Cabaña Verónica es un inusual refugio de montaña que se encuentra en los Picos de Europa, a los pies del Pico Tesorero, prácticamente en la división geográfica entre Asturias, Cantabria y León (algo que, por otra parte, tiene muy poca importancia en esa República Independiente que tanto amamos los que amamos la montaña). Se trata de la cúpula de un acorazado o un portaaviones. En 1961 alguien tuvo la genial idea de salvarla del desguace y convertirla en lo que es hoy, un símbolo para todos los montañeros que se acercan por Picos.

Una única vez tuve la oportunidad de pernoctar en Cabaña Verónica, en agosto de 1980, y aún guardo en mi memoria aquella jornada tan especial. La mágica soledad.

Leo en la prensa local que se ha celebrado en estos días su 50 aniversario. Y dado que somos contemporáneos y de la misma quinta, solidariamente, me pongo yo también a celebrar su cumpleaños, deseándonos larga vida y muchos atardeceres.

4 comentarios:

La Caverna de la Luz dijo...

FELICIDADES de otro coetáneo que nunca una vez, en 1982 pernoctó en ella. De travesía desde el refugio de Collado Jermoso, otro lugar a tener en cuenta en Picos.

MCH dijo...

Efectivamente, como el nombre indica, Collado Jermoso es otro lugar que merece la pena. Llegar allí desde Vega Liordes por las Colladinas es una excelente travesía, y volver desde una frustrada subida a la Torre del Llambrión es como escuchar música apacible tras una tormenta.
Abrazos.

JCH dijo...

Yo soy algo mas joven, pero no mucho. Solo tube la oportunidad de darme unas vueltas por alerededor de tan emblematico refugio y echar una fugaz mirada en su interior, claro que habia oido hablar tanto de él a cierto "Cura de Liordes" que casi tenia la sensación de haber pernoctado tambien en el. Un inesperado y colectivo ataque del mal de agua de nevero nos lo impidio en aquella ocasión. Espero que alguna vez antes de que mis huesos sean demasiado debiles pueda posar mis aperos en su interior.En Collado Jermoso si tube el placer de estar alguna vez. Salud y un abrazo

MCH dijo...

Hola hermano. A poco que nos descuidemos nos vamos a poner todos a contar batallitas de veteranos "pisapraos". Y saldrá a relucir, sin duda, la denodada ascensión al Pico Sin Nombre en la tenebrosa cordillera pirenaica. ¿O hablaremos de la bajada del puerto de Cotefablo con el timón en mis manos inexpertas?
Un abrazo.