Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

miércoles, 14 de mayo de 2014

El tiempo

...todavía recuerdo bien de aquel vertiginoso sentimiento de temor la idea de que la realidad, las cosas visibles, existen única y exclusivamente gracias a nuestra percepción; en cualquier caso, afirmaba Borges en otro escrito, eso no es todo sino que, además, tampoco existe el tiempo. El argumento que alegaba tenía su origen en Sexto Empírico, quien en  sus Adversus Mathematicos, XI, 197, niega que haya un pasado porque ya no existe, al igual que tampoco puede haber futuro puesto que no ha llegado todavía. Además aseveraba que el presente, para existir, tiene que ser divisible o indivisible. Pero no es indivisible, pues no tiene principio, que va unido al pasado, ni tampoco fin, que va unido al futuro. Por otro lado, tampoco es divisible, pues se compone de una parte que ya ha pasado y otra que está por venir. EN CONSECUENCIA, no existe, y, como tampoco hay pasado ni futuro, el tiempo no existe.  

Tumbas de poetas y pensadores.
Cees Nooteboom.
Ediciones Siruela.   

No hay comentarios: