Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

jueves, 14 de agosto de 2014

La peste

Está visto que nunca se fueron definitivamente los cuatro jinetes; el desdoblamiento de la muerte en realidad.

Por ahí están. Los periódicos son el evangelio de sus actos.

Ya no viajan a lomos de caballo. Hoy llevan billete de lujo en microscópicos vehículos que aparcan en estaciones miserables.

Pero a veces se mueven en dron.

No hay comentarios: