Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 7 de agosto de 2015

Poema del Pozo de Tirador


Permanece el paisaje,
los gigantes de piedra,
el desfiladero,
los chopos junto al río,
la vieja carretera.

Las nubes que pasan
también permanecen.

Permanece el túnel,
la trinchera,
el brillo feroz de las aulagas.

Permanece el aire azulado,
la trayectoria,
la bala.

La huella en la tierra.

Permanece el motivo,
el corazón de los muertos,
el ultraje…

El vacío y la ausencia,
las nubes que pasan.

Y el frío,
el infinito clamor de la ventisca,
también permanece. 


No hay comentarios: