Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

lunes, 9 de diciembre de 2013

Madiba

Está de cuerpo presente todavía Nelson Mandela y ya los detentadores de la política hipocresía mundial captan aromas de santidad laica en el difunto, al menos de cara a la galería en la que enfocan todas las cámaras del mundo. Lástima da ver la corrección con la que tanto lider mundial alaba la personalidad y la figura histórica del lider sudafricano. En otras circunstancias el prisionero 46664 solamente sería eso, un prisionero de un régimen racista que campaba a sus anchas mientras los hipócritas miraban para otro lado. A mí me caía bien Mandela pero me da la impresión de que poco mérito tiene coincidir en ello, o al menos eso dicen, con quienes en los países del norte promulgan leyes contra sus hermanos de raza y de continente mientras hablan maravillas de Mandela.
Pena da que los telediarios vayan de un lado a otro buscando las almibaradas declaraciones de tanto lider del primer mundo y no reparen ni un segundo en lo que pueda tener que decir alguien al respecto en todo el continente africano, que mira que es grande.
No seré yo quien defienda al primer ministro checo, pero al menos se dejó un micrófono abierto, y por un momento fue como descubrir la mierda acumulada debajo de la alfombra.

No hay comentarios: