Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

domingo, 13 de noviembre de 2016

Fundaciones

La fotografía es un contraluz. En la parte más lejana hay una tapia y delante una huerta otoñal y húmeda. En el punto medio dos siluetas sentadas en el umbral de una puerta se miran de frente mientras apuran sus cigarrillos. Parece que están hablando francamente. Sin embargo la imagen fija, como es natural, no recoge sus palabras. Pero todo se entiende. El hombre y la mujer desentrañan pasados y presentes al tiempo que se protegen de la lluvia. Y mientras hablan comprenden…

No hay comentarios: