Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

lunes, 14 de noviembre de 2016

Indiferencia





Ya ven,
nos tomamos un café,
celebramos cumpleaños,
hablamos por teléfono,
nos extraviamos en el supermercado,
viajamos en autobús,
volamos a lugares incógnitos
con inútiles diplomas de aventureros
y sospechosos fines filantrópicos,
regresamos a nuestra nube,
miramos la televisión estúpidamente,
nos tomamos un café...

A veces escribimos un poemilla,
y ni siquiera advertimos
que estamos parados,
en realidad,
como islas
o como estatuas de generales,
sobre el dolor
y el sufrimiento de la gente.

1 comentario:

CIBERCHUS dijo...

Sobre le hambre de alguien y sobre un niño muerto