Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

viernes, 28 de octubre de 2011

Diario de Bolivia IV

Antes de entrar al Salar de Uyuni el viajero se encuentra un cementerio de trenes como detenidos por el tiempo. En uno de los vagones oxidados alguien ha escrito una frase que parece acorde con el hálito de tristeza y soledad que el lugar y la chatarra despiden: "Asì es la vida"

2 comentarios:

Sibreve dijo...

Vaya imagen más potente. A ver si te vas guardando estas cosas, las versificas y después, ya si eso, las explicas.
Abrazos para él, besos para ellas (o al revés) y disfrute para lo que queda.

josé maría dijo...

Tus diarios de Bolivia son mis dibujos perdidos. Gracias ti, los recupero. Me alegran y me entristecen, pero sobre todo me alegran.