Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

martes, 17 de enero de 2012

La fraga que no deja ver los árboles

Ni un millón de gaiteros tocando al unísono puede borrar el pasado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Olvida uno su falta después de haberla confesado a otro, pero normalmente el otro no la olvida. Nietzsche" Tu comentario,me ha recordado esta frase.
Raquel

josé maría dijo...

"pero necesita un hombre que lo sepa manejar"