Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

martes, 24 de enero de 2012

Los muertos que vos matáis...

“…recuerdos de un tiempo que ya se ha ido y de un mundo en el que los cuentos servían para decir lo que la radio callaba.”

Julio Llamazares.

A veces pienso que la casualidad no existe y otras que es enormemente caprichosa y juega con los dados sobre el tapete del mundo y de la vida, jugando al mismo tiempo con nosotros, que contemplamos dubitativos su quehacer sin saber si su presencia es pura chamba o un completo fraude.

Sea o no sea, la casualidad ha hecho que hoy comience el juicio al juez, Baltasar Garzón, por querer juzgar los crímenes del franquismo y que, al tiempo, también se cumpla aniversario de los asesinatos de los abogados de la calle Atocha de Madrid en 1977 por gente afín al régimen dictatorial, que se resistía a que el tiempo del mismo pasara ya, en mitad de una mal llamada Transición, portadora de demasiado plomo y sangre para haber sido tan celebrada.

Y hete aquí que en esta coincidencia se unen, como una pescadilla, el principio y casi el final (todavía faltaba el último arreón del 23-F) de una historia demasiado amordazada la más de las veces y demasiado desequilibrada siempre.

Por eso en este tiempo en el que se juzga a jueces “atrevidos” a instancias de nostálgicos del franquismo, con apoyo más o menos encubierto por parte de juzgadores, mientras desde la barrera los nietos de la CEDA contemplan callando y otorgando, o escuchando gaitas celestiales, se hace extraño que los muertos del franquismo, del primero al último, no se remuevan en cunetas, descampados y tumbas anónimas u olvidadas provocando un cataclismo en este país de dimensiones bíblicas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

"Mucha gente dice que hay que pasar página, y yo digo, sí, pero después de haberla leído.Esteban Beltrán
Director Amnistía Internacional España"
Raquel