Somos millones en esta isla errónea y apenas alguno sabe que llevamos vidas de náufrago

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Una buena noticia al menos.

En Oregón se han librado de la horca, la silla eléctrica, el pelotón de fusilamiento, la inyección letal o lo que demonios utilizaran para asesinar a sus presos.
Que cunda el ejemplo y se extienda el virus.

No hay comentarios: